jueves, 29 de abril de 2010

efectos a corto y largo plazo


Efectos del alcohol a corto plazo:

· Lentitud de reflejos y menor coordinación motora.

· Lenguaje poco claro y errores de pronunciación.

· Sensación de confianza y libertad (deshinibidor).

· Menor capacidad para concentrarse en un tema.

· Alteraciones en la percepción: alucinaciones visuales, auditivas y táctiles.

· Distorsión de emociones: cambios bruscos en el estado de ánimo que pueden ir de la alegría al llanto o a la agresión.

· Dificultad para valorar situaciones: negación de la enfermedad.

Efectos del alcohol a largo plazo:

· Malestares gastrointestinales.

· Pérdida del apetito.

· Problemas cutáneos.

· Alteraciones en la memoria: «lagunas mentales».

· Impotencia sexual.

· Daño hepático (cirrosis).

Riesgos y/o consecuencias.

Físicos:

· Coma etílico: sucede después de beber mucho, la persona llega a perder el conocimiento con el riesgo de vomitar y ahogarse con su propio vómito, por ello cuando suceda se pondrá siempre a la persona inconsciente de lado.

· Problemas cardiovasculares: aumento de la tensión arterial y problemas en el corazón.

· Polineuritis: inflamación de los nervios con dolor.
· Cirrosis: degeneración del hígado en su capacidad de purificador y creador de factores de la coagulación de la sangre, como consecuencia se producen sangrados masivos.

· Cáncer de estómago.

· Cáncer de garganta.

· Cáncer de laringe.

· Úlcera gástrica.

· Impotencia sexual en los hombres.

· Frigidez en las mujeres.

· Síndrome de abstinencia en lo bebés.
· Envejecimiento prematuro.

Sociales:

· Rechazo de los demás.

· Despidos de los trabajos.

· Soledad.

· Ruina económica.

· Mala higiene.

· Agresiones, violencia.

· Cárcel.

· Separaciones.

· Accidentes con víctimas mortales y minusválidos para toda la vida.

Algunos como:

· La sobredosis.

· Accidentes y violencia.

Problemas médicos como:

· Cardiopatía.

· El cáncer.

· Trastornos mentales y neurológicos.

· Problemas gastrointestinales.

· Trastornos de la piel, musculares y óseos.

· Las infecciones.

· Problemas sexuales, etc.

Físicamente implica:

· Una necesidad de cantidades de alcohol cada vez mayores para alcanzar la embriaguez o lograr el efecto deseado.

· Enfermedades relacionadas con el alcohol.

· Lapsus de memoria (lagunas o amnesia alcohólica) después de episodios de bebida.

· Síntomas de abstinencia cuando se suspende el consumo de alcohol.

· El comportamiento más grave con relación a la bebida incluye las borracheras prolongadas que llevan a problemas físicos y mentales. Algunas personas son capaces de ganar control sobre su dependencia en las fases iniciales antes de perder el control totalmente, pero nadie sabe cuáles bebedores empedernidos serán capaces de retomar el control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada